QUAM 07

00:00
08/07 - 14/07 2007

Fundación Rodriguez - Vic


Las palabras estructuras, redes y colectivos vienen separadas por guiones en el título; son ideas que en principio no tienen nada en común, pero sus amplios campos semánticos nos sugieren imágenes y nos plantean interrogantes sobre sus conexiones internas y su verdadero significado en nuestro ámbito de trabajo.

Las estructuras de la institución artística se han hecho complejas, toda vez que las circunstancias de producción se han ido desarrollando en nuevos territorios alejados del dominio de las disciplinas. Ya no es posible entender la producción desligada de una nueva atmósfera crítica que nos demuestra cómo trabajo, política y arte coinciden en una misma actitud. La progresiva inflación de la idea de red nos plantea hasta qué punto tiene una verdadera incidencia en nuestro proyecto creativo y en nuestra vida. Parece que negociar la ansiedad creativa surgida de la fascinación por las nuevas posibilidades tecnológicas se hace indispensable para recuperar “el intervalo perdido”.
Así, el trabajo colectivo, como elemento fundamental de una nueva concepción de la producción, de una revisada noción de autor, de un concepto flexible de la subjetividad y de una red intelectualmente activa, cuestiona la lógica individualista promovida por la sociedad actual, que tiene en los mercados del arte su reflejo más explícito.