20 / 10 / 2008

Amadrina consonni

 

En este sentido, consonni es una asociacon sin ánimo de lucro que trabaja como productora de arte contemporáneo que no se plantea convertirse en proveedora de servicios.
Su forma de financiación fundamental es variada y en constante cambio y autoanálisis para adaptarse a sus peculiaridades. Desde el apoyo institucional en forma de subvenciones con diversidad de instituciones locales e internacionales y/o convenios puntuales, pero también los intercambios de servicios para proyectos concretos, el patrocinio, el convenio con instituciones privadas, la co-producción de proyectos con otras estructuras de arte, el desarrollo de proyectos de arte como site specific projets en municipios concretos…
amadrinar, nada nuevo
Desde la imposibilidad, que ya la teoría postestructuralista vislumbra, de seguir creando desde los preceptos de la originalidad y la novedad (elementos propios de la modernidad); en lugar de ello se apunta hacia las reinterpretaciones, resignificaciones y el giro linguístico con el fin de ampliar el concepto de arte y establecerlo como un acto comunicativo y relacional. Así que consonni no hace nada más que sacar la cabeza del agujero, cual avestruz, y mirar a lo lejos para ver y analizar otros modelos (otros agentes del tercer sector y otras estructuras de arte contemporáneo muy diferentes entre sí­) y de cada cual sacar algo que aplicar a consonni y así como otras muchas acciones, surge la posibilidad de amadrinar consonni.
amadrinar, el término
Una de las acepciones de la Real academia de la Lengua sobre el término "amadrinar"” es: “Dicho de una mujer: Proteger o patrocinar a alguna persona, entidad o iniciativa”. Frente a apadrinar que simplemente es proteger o patrocinar, lo diga hombre o mujer, como siempre pasa que lo masculino se apropia del genérico. Por una posibilidad de jugar con el lenguaje y porque consonni tiene conciencia feminista, decidimos que si bien “apadrinar” suena paternalista y ya tiene sus propios prejuicios otorgados, amadrinar es un termino menos utilizado y por tanto menos manoseado también, mÃás virgen, con más posibilidades. Así que sea hombre o mujer o sin género quien o lo que quiera proteger o patrocinar consonni, lo estará amadrinando.
amadrinar, el proceso
Es un proceso que surge de las precariedades propias del sistema del arte y como reflexión sobre las formas existentes de financiación, procurando siempre que las formas de financiación se adapten a las actividades, funcionamiento y forma de pensar de consonni y que no sea al revés. En la web de consonni lleva desde hace poco más de un año en marcha esta forma de apoyar consonni que va teniendo sus frutos y ahora se ha decidido socializar esa posibilidad de desarrollar una aportación económica en consonni que puede ser puntual o periódica.
amadrinar, sus cómplices
Por lo tanto,  para todas las padrinas y madrinos que quieran implicarse económicamente en consonni, se ha buscado la fórmula para recompensarles con incentivos fiscales. Dado que consonni ha sido declarada como actividad prioritaria por la Diputación Foral de Bizkaia, deduce del IRPF un 30% del importe total ingresado y el 100% en el Impuesto sobre Sociedades. consonni aportará a cada cómplice que esté dispuesto a amadrinarle, además de los incentivos fiscales, la posibilidad de estar al tanto de forma prioritaria de los trabajos de consonni y obtener a cambio diversos materiales, invitaciones a las actividades, una presencia mediatica ligada a los proyectos y momentos de encuentro con los agentes participantes en cada proyecto.

amadrinar consonni

 

CONSONNI admin

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
CAPTCHA
This question is for testing whether you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.