Las redes son nuestras

Tercera Información

Kepa Arbizu

Marta G. Franco: «Si queremos transformaciones radicales, tenemos que crear nuestros propios espacios digitales»

Con el revelador ensayo «Las redes son nuestras» (Consonni, 2024), la periodista y activista describe el proceso que transformó al agitado microuniverso instalado en internet en un mero eslabón más del paisaje capitalista.

Y se oía a los grillos cantar

Viento Sur

Ana Grandal

Reseña de «Y se oía a los grillos cantar» en Viento Sur

La autora elige el monólogo interior para abrirnos la puerta a la mente de Ecaterina y ser testigos de sus contradicciones, sus preguntas sin respuesta y su dolor. Esta técnica puede complicar la lectura en algunos momentos, pues no siempre es fácil seguir el hilo de su pensamiento. Pero hay algo que queda meridianamente claro: el atroz final de esta historia.

Tiempo de cerezas

Pérgola

Elena Sierra

Una huida imposible

La editorial consonni recupera Tiempo de cerezas de Montserrat Roig

Y se oía a los grillos cantar

EFEminista

Cristina Bazán

Corina Sabău: "Tras la revolución, la sociedad machista no desapareció en Rumanía"

El impactante relato de una mujer que vive en la Rumanía de los años 80 y tiene un aborto clandestino es protagonista de Y se oía a los grillos cantar, una obra escrita en primera persona de la escritora Corina Sabău con la que hace una sesuda crítica al régimen comunista de Nicolae Ceausescu, que implantó un control exhaustivo sobre al cuerpo de las mujeres por medio de la natalidad.

Las redes son nuestras

El Correo

Elena Jiménez

El cambio de internet hacia un «espacio tóxico»

Un obsequio colateral para las empresas que Franco, en definitiva, es lo que propone alterar. ¿De qué forma? «Debemos buscar formas de informarnos que no pasen por algoritmos: listas de correo, foros, acostumbrarnos a leer prensa e incluso exigir a los Gobiernos que hagan políticas digitales ». Su libro, por cierto, continúa en la newsletter redesnuestras.net.

Las redes son nuestras

El Critic

Manel Riu

Marta G. Franco: «No podem dependre dels grans magnats d'internet»

Això és una entrevista d’un mitjà independent a una lluitadora contra l’oligopoli tecnològic. Però es difondrà principalment per Twitter i pel cercador de Google. Què ens diu això del punt en què som? Fa uns anys vam veure que les eines de les grans empreses tecnològiques ens permetien arribar a molta gent.

 
Tiempo de cerezas

Vogue

Eva Blanco Medina

Los 3 libros que la escritora Mar García Puig va a meter en su maleta de verano

El comentario de Mar García Puig: “Un clásico ya de la literatura catalana que leí de muy joven y hace tiempo que quiero releer. Con la agente de Montserrat Roig, amiga personal, siempre comentamos que es una autora esencial que debería ser leída por las nuevas generaciones feministas. La editorial Consonni está haciendo una labor valiosísima de traducción de sus obras en castellano de la que no me puedo alegrar más”.

Las redes son nuestras

El Confidencial

C. Otto

Después vuelve Elisa McCausland. Nos trae dos temas tan importantes como lo son los derechos abortivos y el queer a través de la iniciativa europea 'Mi voz, mi decisión: por un aborto seguro y accesible' a la que acompañan proyectos de feminismo gráfico y

Discursos de odio, 'fake news', IAs, algoritmos manipulados... 'Las redes son nuestras' pretender recuperar un terreno que parece perdido. Hablamos con su autora
 

La última casa

Efecto Doppler RNE

Elisa McCausland

Recomendación de «La última casa» (de Arantxa Urretabizkaia).

Elisa McCausland nos recuerda a Roberta Marrero y su vertiente musical; y también se acerca a los libros 'La última frase' (de Camila Cañeque), y 'La última casa' (de Arantxa Urretabizkaia).

 

Las redes son nuestras

elDiario.es

Carlos del Castillo

Marta G. Franco: “Silicon Valley no inventó Internet, solo el negocio de extraer valor de los datos de las personas”

Hace mucho que la situación de Internet solo nos da disgustos. Redes sociales que tratan a sus usuarios como mercancía, algoritmos que hacen caja con el odio, plataformas que no ven personas sino perfiles publicitarios. Redes que se usan para concebir iniciativas políticas de ultraderecha, que construyen entornos digitales inhóspitos, espacios comunes privatizados donde no rigen los derechos y libertades sino los términos y condiciones.

Tiempo de cerezas

ElDiario.es

Cristina Ros

El nuevo tiempo de Montserrat Roig, de las librerías de viejo a las mesas de novedades

Cada mañana, la escritora lee el periódico mientras toma su bol de cereales. Es mejor encarar la realidad desde primera hora, asumir que el mundo no va a mejor, antes de sentarse a la máquina de escribir y ser ella la que llene las páginas que otros leerán. Sabe que no puede detener una guerra ni revertir el machismo social, pero conoce el poder de las palabras, y las usa. O, más que usar –ella no elegiría un verbo tan utilitario–, las baraja como un ilusionista para hacer magia. Solo que la escritora, esta escritora al menos, no hace trampas. Y la magia es de verdad, aunque solo la descubran los que la leen. Que no son pocos. Montserrat Roig (Barcelona, 1946-1991) murió a los 45 años, de cáncer, pero los aprovechó. Entendió muy pronto que la literatura iba en serio, trabajó duro y el público respondió (eran otros tiempos).

Sobre la tierra, bajo la sombra

Píkara Magazine

Mª Ángeles Fernández

“Las campesinas son nuestras raíces y nuestros árboles, pero las estamos dejando a su suerte”

Leire Milikua, que acaba de publicar 'Sobre la tierra, bajo la sombra', reivindica una agricultura que camine hacia un modelo agroecológico que respete el medio y la vida, que relocalice los sistemas alimentarios.

Ojos y capital

lasaiblog

jmbarandiaran

Democracia. Remedios Zafra

Bellamente acompasados, dejándose ser uno, concentrando en la imagen toda la fascinación y el horror que nos causa ser uno.

La Santita

Más de Cultura

Sonia Abbas

Una orgía de sentidos perdidos y recuperados

Entre sus páginas entramos de lleno y desde el principio en su universo, plagado de contrarios: el cuerpo contra el espíritu, lo femenino contra lo masculino, lo lúdico contra lo racional y la magia enfrentada a la ciencia entre gallinas, volcanes, referencias de la cultura Pop como Hello Kitty o Star Wars e incluso la existencia de otras realidades, una suerte de portales entre lo vivo y lo muerto.

La Santita

ElDiario.es

Carmen López

Donde se encuentra Chayanne, Hello Kitty, señoras con burros y colibríes, ahí está Mafe Moscoso

  • La escritora ecuatoriana publica 'La Santita' un libro de relatos que permite alejarse de “la sentimentalidad europea” para dejarse arrollar por una universo de referencias pop, folclóricas y migratoria

Ramona, adiós

Primera Trinchera Blog

Reseña de Ramona, adiós

[La reseña apareció originalmente publicada en el apartado «Subrayados» del número 192 de la revista Viento Sur, marzo de 2024].

 

Ramona, adiós termina por ser un libro sobre la humillación y la reafirmación personal, sobre los usos del sexo, sobre los quiebres de la memoria, sobre la hipocresía de clase, sobre la admiración femenina (qué tremendo personaje el de Kati), sobre la condena de la maternidad y sobre todo lo que contiene el silencio (imposible no pensar, aquí, en la Andrea de Nada).

La Santita

El Salto

Gabriela Wiener

Para escribir sobre el fin del mundo

La Santita, libro de relatos de Mafe Moscoso, es el método pero también es el fin: pone a convivir lo precolonial con las formas de nuestro presente ultracapitalista, ultramuerte, sin exclusiones ni jerarquías.